IAG CARGO REALIZA LA PRIMERA PRUEBA DE VEHÍCULO AUTÓNOMO EN UN AEROPUERTO DEL REINO UNIDO

26/03/2018

IAG Cargo ha llevado a cabo la primera prueba en la zona de operaciones de un vehículo autónomo en un aeropuerto del Reino Unido. En asociación con Oxbotica, compañía con sede en Oxford especializada en software autónomo, y el aeropuerto de Londres Heathrow, la prueba está diseñada para ayudar al transportista a comprender cómo los vehículos autónomos podrían funcionar en la zona de operaciones.

El vehículo “CargoPod”, diseñado por Oxbotica, pasó tres semanas y media de manera autónoma a lo largo de una ruta de carga alrededor del perímetro de la zona de operaciones. El ensayo recabó más de 200 km de datos que permitirán a IAG y al aeropuerto de Heathrow evaluar posibles oportunidades para el uso de vehículos autónomos en los entornos aeroportuarios del futuro.

 

Lynne Embleton, Consejera Delegada de IAG Cargo, señaló: “La tecnología está evolucionando a un ritmo increíble. Estamos trabajando con empresas fantásticas como Oxbotica para desarrollar nuevas capacidades que cambiarán la forma en que los aeropuertos funcionan en todo el mundo. La prueba ha arrojado información valiosa y es un paso más en nuestro compromiso continuo de adoptar nuevas tecnologías y mejorar procesos y nuestra oferta para nuestros clientes”.

El Dr. Graeme Smith, consejero delegado de Oxbotica, añadió: “Anteriormente probamos vehículos autónomos en las vías públicas, pero esta es la primera prueba de cómo podrían operar en la zona de operaciones de un aeropuerto. Si bien tuvimos que considerar una gran cantidad de variables, incluida la transición de interiores a exteriores durante cada viaje, nuestro sistema de localización basado en la visión tuvo un desempeño excepcional. Para nosotros, la prueba marca el primer paso en una relación continua con el aeropuerto de Heathrow y IAG Cargo”.

Nick Platts, de Heathrow Airport Limited, declaró: Estamos encantados de haber organizado esta primera prueba en el Reino Unido que hará que nuestras instalaciones de carga sean más rápidas y eficientes para nuestros clientes. Esperamos que esta tecnología se adopte en todo el aeropuerto”.